El PJ bonaerense empieza a definir su futuro luego de la derrota

Este jueves el Consejo Directivo del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires se reunirá para comenzar a evaluar posibles cambios en los liderazgos en la sección más importante del peronismo a nivel nacional ya que el mandato de su actual presidente, Fernando Espinoza, vence a fin de año y deben elegirse nuevas autoridades en un contexto fuertemente marcado por la derrota electoral del domingo.

El debate está planteado entre los candidatos que se postulan para encabezar una reorganización del partido que permita articular con liderazgos territoriales no estrictamente alineados con el kirchnerismo y los que siguen apostando por el cristinismo. Entre estos últimos figura la intendenta de La Matanza Verónica Magario (de balance contradictorio ya que si bien pudo obtener el triunfo en su distrito, lo cierto es que también Cambiemos logró recortar claramente la diferencia) mientras que por el otro sector uno de los candidatos a dirigir el partido, que ya ha hecho gestos en el sentido de la articulación con sectores no K (fue de alto impacto mediático una reciente foto con Miguel Ángel Pichetto) es el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez.

Uno de los debates rondará en torno al calendario electoral. Cabe señalar que el mandato de Fernando Espinoza vence en diciembre y ya se deslizan varios aspirantes a reemplazarlo, aunque el matancero también tendría sus pretensiones. Aquí la discusión girará entre quienes apuestan a un peronismo kirchnerista y los que buscan dar vuelta la página para dar lugar a “liderazgos emergentes”. Uno de los que suena y se muestra con perfil articulador entre la variopinta atmósfera peronista es el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez.

Hace pocos días declaró al portal Letra P: “A mí me interesa el esquema partidario como primer paso hacia una construcción que nos permita volver al poder. El partido en eso es muy importante, transformarlo en un partido moderno, de mucha interacción con otros partidos, me imagino algo así como el Podemos español, me imagino que se necesita en la Argentina una especie de Pacto de la Moncloa que garantice políticas de Estado más allá de quien gobierne en la Argentina, y en eso el peronismo debe colaborar muchísimo”.

Por otro lado, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, planteó que luego de las agotadoras elecciones nacionales del domingo “no es momento para que elijamos autoridades” y anticipó la necesidad de una “prórroga en busca de consenso”: “La primera tarea es construir los consensos para poner en marcha un frente de unidad. Nosotros siempre decimos que con el kirchenrismo no alcanza y sin el kirchnerismo no se puede, así que, entre esas cuestiones, tenemos que construir esa mayoría”.

Una preocupación extra del peronismo tiene que ver con el temor de que el juez electoral Juan Manuel Culotta, de clara afinidad con el Gobierno nacional, pueda ordenar la intervención partidaria si no se cumplen con los plazos formales establecidos en la Carta Orgánica del PJ.

La decisiva reunión para empezar a definir el futuro del PJ bonaerense se realizará el próximo jueves a las 18:30 en la sede de Matheu 130, de la Ciudad de Buenos Aires.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*